Efectos de la cuarentena en el mercado joyero

Efectos de la cuarentena en el mercado joyero

Efectos de la cuarentena en el mercado joyero

La cuarentena que se ha instalado como medida de prevención para atacar la pandemia del Covid-19 es un di    que relevante para cualquier economía del mundo. No solo a nivel sanitario logra influir sobre la comunidad adquiriendo connotaciones de control sistematizado.

Lo demás es transformación de los mercados económicos mundiales. Y, en efecto no queda por fuera el mercado joyero mundial. Este a sucumbido a las medidas, reglas y parámetros que se han establecido para frenar los contagios. La Anilleria tiene que ser claro con el proceso que se está desarrollando con énfasis en la prevención, distanciamiento y nuevas formas de comercio.

La crisis mundial puede definir la forma de ver la vida. Esta se planifica, se ensaya y se desarrolla en la marcha, sin embargo lo crucial aquí es la correspondencia de esto con la coyuntura que estamos experimentando.

Es importante desde el mundo del mercado joyero que nos preparemos para que la tormenta pase, retomemos las riendas de nuestro negocio mejor que antes. Porque algo es claro, nada volverá a ser como antes. Es una ley de la física: toda acción conlleva a una reacción igual o contraria.

La Anilleria ha estado allí en las buenas y malas, apostando por una economía al alza como la chilena; abrazando el talento nacional, la exportación de materias primas de calidad, la asociación con sponsor que brindan capital importante para nuestras inversiones anuales.

Sin embargo, la cuarentena ha impactado de forma permanente los modelos, sistemas, y estructuras económicas para que evolucionen hacia una forma diferente de plantear los negocios, transacciones y mercado actual.

Primeras impresiones sobre los efectos de la cuarentena

La esperanza es lo último que se pierde, y en ese sentido debemos seguir adelante con el compromiso que nos atañe como marca comercial. La Anilleria es un sello que se muestra desde hace más de tres décadas en el mercado joyero nacional, aportando distinción, glamour y buen gusto en sus productos.

Con la puesta en marcha de la contingencia por cuarentena en el país, la afectación que hemos recibido no es normal. Las actividades comerciales, los bienes que se podían trasladar y los materiales que se necesitan para seguir confeccionando piezas únicas han tenido que detenerse por ahora.

Esto no quiere decir que estamos aventurándonos en un cierre técnico. Más bien un “por ahora” suena más lógico. Debemos hacernos esperar ante las medidas futuras que puedan poner en marcha la economía, bajo los estándares de prevención sanitaria de rigor.

Ante esto los consumidores se han visto afectados directamente. Lo que puede resultar en una economía complicada en las primeras de cambio ante la superación gradual de una epidemia que ha dejado más de cien mil muertes a nivel mundial. Todavía no han llegado los días más oscuros a nivel comercial.

Las zonas que han sido afectadas de forma difícil por la pandemia, donde los trabajos dependen de la comparecencia física de sus empleados, los proveedores de materias primas, y el estancamiento se ha hecho un rollo.

En consecuencia, lo primero que ha sido rescatado el e-commerce como contrapartida lógica ante la crisis económica por cuarentena. De este se ha visto mermado hacia el hilo conductor entre entregas y adquisición por parte de los clientes. Se viene abajo un tipo de modelo económico y otro se gesta.

La capacidad que tengamos para movernos en función de una evolución de este aspecto nos traerá gratas satisfacciones si queremos mantenernos vigentes como una marca emblema de la joyería nacional La Anilleria Chile.

Efectos de la cuarentena en el mercado joyero

¿Qué esperar del mercado joyero tras la cuarentena?

Cuando la pandemia del Covid-19 pase su fase de destrucción que ha sufrido la humanidad hasta que pueda controlarse por completo. Debemos iniciar una fase de “vuelta a la normalidad” para no caer en daños colaterales per se.

El efecto rebote que se espera conseguir en primera instancia hará que muchas sufran las consecuencias de una mala planificación ante la crisis que ha cambiado las fichas de juego para todos. La idea es restablecer o recuperar el tiempo “perdido” para venir con todo ante nuevas oportunidades laborales.

Por ejemplo: los festejos que se harán luego de la crisis por pandemia seguramente llenaran de alegría las demacradas caras de muchos de nosotros confinados en nuestras casas esperando lo peor. Entonces, allí los anillos y joyas recobraran el sentido que tienen para nosotros como personas.

La planificación de una dinámica de trabajo inteligente, haciéndonos de la ayuda del momento histórico que vivimos será clave para el futuro próximo. El negocio que no estudie, aprenda y fortalezca sus fallas en estos tiempos convulsos no está preparado para afrontar el mundo que se avecina.

La Anilleria seguirá a la cabeza de un mercado joyero que se prepara para paliar la resaca de una recesión, caída o estancamiento económico brutal. Contemplamos un panorama de oportunidades para todos, donde otros ven desolación y fracaso, hemos puesto nuestro coraje para seguir en pie.

Lo siguiente será indicar algunas claves básicas para amilanar los efectos de la cuarentena, además de la pandemia que la ha iniciado en nuestro país y muchos otros a nivel mundial.

Así los negocios no tendrán que recibir el impacto a nivel del estómago tan fuerte como otros que no tendrán ninguna asesoría a nivel comercial.

Efectos de la cuarentena en el mercado joyero

Claves para el mercado joyero post-cuarentena

El resultado de la pandemia en la joyería mundial es ante pronósticos negativos. Entonces debemos ir contra ello, la mentalidad debe ser de perseverancia ante la adversidad, disciplina y entereza para que todo fluya hacia el caudal exitoso que todos merecemos.

Las medidas que deben cultivarse ante estos cambios sin precedentes deben ir enfocadas hacia un completo desarrollo del aparato comercial exitoso.

  • Observar el comportamiento del mercado. La comparecencia ante la calma como individuo que necesita poner pausa a la cascada de información que llega diariamente. Hay que mantener la vista clara en los objetivos que se necesita para determinar la estrategia personal.

La incertidumbre que rodea un negocio como el que sostenemos mantiene en vilo nuestra tranquilidad, hacernos de un método eficaz para recalcar las ventajas, desventajas que tenemos antes de perfeccionarnos ante cualquier tipo de eventualidad económica

  • Analizar la estructura comercial del negocio. Los planes de contingencia ante la pandemia del Covid-19 han puesto en claro que debemos tener todo milimétricamente controlado para poder llegar a buen puerto la próxima semana. La situación que determina nuestro negocio actual, su perfil ante la competencia y las implicaciones del mismo con lo que viene de las medidas económicas gubernamentales.
  • Ir un paso adelante o ser precavido. Debemos anticiparnos ante las dificultades que se van presentado. Ya sabemos que esto puede salvarnos el pellejo en una contingencia como la actual. Por ende, hay que tener un plan A, B y C bajo la manga para cubrirse las espaldas.

La seguridad debe ser un bien básico a desarrollar en el negocio del futuro. Y no solo a seguridad física me refiere, sino a sanitaria, laboral y de profusión de accidentes de todo tipo. La constante en este punto garantiza un mejor funcionamiento del negocio joyero para una empresa como La Anilleria.

En conclusión, suelen generarse diferentes opiniones en torno a la “vuelta a la normalidad de la economía” por lo pronto seremos prudentes, manejando cada uno de nuestros pasos como si fuera un juego de ajedrez.

Comenta, comparte y disfruta de este y otros post de interés en laanilleria.cl

 

VISÍTANOS